Diseño del Afiche: Yimber Gaviria, Cali, Colombia.

"DX RADIO" : LA PRIMERA EMISORA DIEXISTA ON LINE !!!


Streaming live video by Ustream NUEVAMENTE EN LINEA....Aceptamos críticas y sugerencias constructivas. Contactenos: cdxainternacional@yahoo.com

viernes, 18 de junio de 2010

VENEZUELA: La Radio en el tiempo


El país vive el tercer período de la dictadura de Juan Vicente Gómez, que para 1926 ya lleva diecisiete años ostentando el poder del país. Venezuela atraviesa por una etapa de poco progreso. Sin embargo, en medio de los rigores del régimen caudillista de Gómez, la capital se deslumbra con un novedoso avance: la Radio, que nace bajo el sistema de Amplitud Modulada (AM), cuya característica principal sigue siendo alcanzar grandes distancias, especialmente, si se hace uso de la onda corta. La salida al aire de la primera emisora es todo un acontecimiento citadino, que acaparó la atención de la prensa:

“La Estación AYRE Broadcasting Central de Caracas, inaugurada anoche, fue construida por la poderosa firma americana Western y su alcance es de 2.000 millas, está movida por dos motores eléctricos y su fuerza es de doce caballos. Su altura es de 65 metros. Esta planta fue instalada en el sector del Nuevo Circo de Caracas, entre las esquinas de San Roque y La Yerbera, y está unida por medio de un grupo de cables con la casa situada en la Esquina de El Tejar, número 86, en cuyo local funciona el estudio de donde se transmiten las producciones hasta distancias que no pueden precisar...”

De esta manera el diario El Universal reseña el importante acontecer, ese que abre las puertas a la radiodifusión venezolana, el 23 de Mayo de 1926, fecha en la que Roberto Scholtz y Alfredo Moller, obtienen el permiso oficial que prácticamente les concede el monopolio de las transmisiones y el de la venta de los receptores.

Con ello se realiza el ambicioso proyecto de Roberto Scholtz, quien logra interesar al Coronel Arturo Santana, Edecán del General José Vicente Gómez, hijo del dictador e Inspector General del Ejército. Al mismo tiempo, Scholtz llama a Alfredo Moller, nativo de Curazao, y ambos conjugan esfuerzos para hacer posible este sueño en una época caracterizada por la imposibilidad de divulgar -aún con poca libertad- temas y noticias, con el peligro de que estas rocen con los intereses de la dictadura.

AYRE NACE BAJO EL COBIJO DE LA DICTADURA

Sholtz y Moller, ajenos a la política, propician aquella empresa con miras a derivar de ella el sustento y el orgullo de ser pioneros de una novel industria. Consideran que dentro de la debida discreción pueden hacer realidad el proyecto, por eso lo estudian con constancia y, como están conscientes del auge que cada vez está adquiriendo el mundo de la radiodifusión fuera de nuestras fronteras, ponen no sólo empeño, sino pasión en llevarlo adelante.

Así, AYRE cumple en Venezuela la primera función radial, entrando en acción con un transmisor Western Electric de 1 Kw. Como sistemas de antenas, se instalan dos torres con alambres irradiantes. Su programación era pobre: por la mañana se leen las noticias publicadas en El Nuevo Diario y se transmite música de pianola y de discos de 78 revoluciones por minuto. Por la noche, la programación era muy simple: la banda dirigida por Carlos Bonet, una orquesta criolla bajo la dirección del maestro Pedro Elías Gutiérrez, algún paso de comedia de los hermanos Álvarez Quintero, charlas humorísticas con Rafael Guinand, arias de óperas interpretadas por cantantes venezolanos, actuaciones de guitarristas y de algún recitador.

AYRE tuvo una vida efímera. La deficiencia de las transmisiones, la negativa de los poseedores de receptores a pagar la cuota mensual de 20 bolívares, por considerar deficiente la programación y la difícil situación política, dan al traste con la emisora, que termina siendo clausurada. Aunque nace bajo el cobijo del poder político, AYRE definitivamente representa el primer paso importante que permite abrir el camino a otras estaciones de radio que surgen posteriormente.

La Radio ya comienza a popularizarse. En Caracas, prácticamente todas las casas cuentan con un aparato de radio. Son pocas las personas que después de las comidas, salen a la calle en busca de diversión. Es mejor disfrutar de un concierto chino. Por las noches, a partir de las 7, los altoparlantes de las tiendas, botiquines o cualquier establecimiento amenizan el caminar de los transeúntes, con la programación que tienen al aire.

Es importante destacar que la Radio en Venezuela -desde su creación, y según la Ley Internacional de Comunicaciones- ostenta como matrícula internacional las siglas YV, que han sido utilizadas por cada una de las estaciones radioemisoras.

LA INICIATIVA PRIVADA LE DA VIDA
A LA BROADCASTING CARACAS

Dos Años después de desaparecer AYRE, nace en Venezuela otra nueva estación de radio: La Broadcasting Caracas. En esta oportunidad la aventura tenía unas bases más firmes y unas aspiraciones más concretas. Es producto de la iniciativa privada.

Para 1930, en el país se percibe un ambiente ideal de libertad. Las luchas contra el régimen del General Juan Vicente Gómez no han sido en vano. La palabra democracia empieza a retumbar en los oídos de los venezolanos. Bajo este clima, un hombre inquieto que siente el gusanillo de la radio y que, en sus viajes a los Estados Unidos, ha logrado comprender la importancia que posee un medio de masas como ese para un pueblo como el nuestro, inicia todos los esfuerzos para que en Caracas se monte una estación de radio. Ese hombre era Edgar J. Anzola, quien para la época presta sus servicios en El Almacén Americano, propiedad de William H. Phelps.

Prácticamente, Anzola tenía en sus manos al empresario capaz de acometer la instalación de esa emisora de radio: el Señor Phelps, hombre de negocios y conocedor del medio, quien además era dueño de El Automóvil Universal y del ya mencionado Almacén Americano. Allí ya están los radioreceptores RCA Victor, los discos y aparatos reproductores, las máquinas de escribir Underwood, las refrigeradoras Frigidaire, las plantas eléctricas Delco, los automóviles y camiones Ford. Entusiasmado con la idea de Anzola, Phelps acepta la proposición y decide instalar una emisora exclusivamente comercial. Así, William Phelps, Edgar Anzola y Ricardo Espina se unen para fundarla.

Después de un arduo trabajo se tiene todo listo para que la Broadcasting Caracas salga al aire. Se realizan cuidadosas pruebas para determinar que todos los equipos funcionen a cabalidad. Dos de estas pruebas tienen singular importancia. Una de ellas se realiza el 9 de Diciembre de 1930, desde la Plaza del Teatro Nacional, con motivo de inaugurarse la estatua de Henry Clay, dándose así la primera transmisión en remoto en Venezuela. Esa fecha marca la salida al aire de esta nueva emisora que opera con un transmisor de apenas 100 kilovatios. Al día siguiente, desde los salones del Country Club, salen al aire las ejecuciones de la banda del crucero norteamericano “Northampton”, a propósito de visitar La Guaira.

Estas transmisiones entusiasman a los caraqueños y aumenta la venta de aparatos radioreceptores. La emisora se hace cada vez más propicia para la propaganda comercial, que es su finalidad.

La inauguración oficial se efectúa el 11 de Diciembre de 1930 y todo está listo para su debut: las orquestas, los locutores, los cantantes, los técnicos y hasta la propaganda comercial, que es mesurada, discreta, dirigida en un lenguaje bien cuidado, como corresponde a la emisora que marca la pauta de las futuras emisoras que se instalan en el país.

En su programación se incluyen musicales desde las 7 de la noche hasta el cierre a las 10, pero las transmisiones comienzan a las 6 de la tarde con “El Diario Hablado”, que se considera el primer informativo de la radiodifusión venezolana. También a esa hora se pueden escuchar las noticias de “Panorama Universal”, cuyo slogan “Dígalo por Panorama Universal y lo sabrá Venezuela entera”, es todo un éxito.

Las siglas son 1BC. Luego le anteponen las siglas YV que, en el código radiofónico internacional, corresponden a Venezuela. El número 1 corresponde al primer permiso otorgado en el país y las siguientes siglas son las iniciales de la estación.

Broadcasting Caracas comienza con una programación casi de ensayo, pues tiene que ir formando al personal que, al año siguiente, la lleva a ocupar el puesto que se merece por el esfuerzo realizado. Meses después comienza a transmitir desde la mañana hasta las once de la noche. Para la época se acostumbra que las radios publiquen su programación en los periódicos del país.

Esta emisora mantiene su continuidad desde 1930, ya que nunca ha tenido interrupciones y siempre ha pertenecido a los mismos propietarios. Desde 1937, fecha en la que cambia su nombre, se denomina Radio Caracas Radio.

SIBLESZ CREA RADIODIFUSORA VENEZUELA

El 29 de mayo de 1932, con un transmisor de 50 vatios construido por Gerardo Siblesz, se inicia Radiodifusora Venezuela. En sus comienzos estuvo ubicada entre las esquinas de Miseria a Pinto y de allí la trasladan -en 1940- al oeste de la ciudad, en un rincón de Catia conocido con el nombre de Plan Chicato. La emisora acoge a los mismos animadores y artistas que, el año 30, inician actividades en la Broadcasting Caracas. Destacan, entre otros, Edgar J. Anzola. También actúan en la nueva estación las orquestas de Carlos Bonet y Valeriano Ramos.

Esta emisora tiene sus antecedentes en otra estación, la YB9BC, fundada por el mismo Siblesz el 5 de Abril de 1931, en su casa ubicada en las esquinas de Bolero a Pineda, en el actual centro de Caracas. Allí funciona más o menos durante un año. En todo esto destaca la capacidad técnica de Siblesz, quien sin ser ingeniero, ni universitario, ni haber recibido la orientación necesaria, construye los transmisores y repara cualquier deficiencia técnica de los equipos.

De esa época se recuerdan como muy útiles, las intervenciones de las radiodifusoras existentes en aquel momento, en especial al producirse el rumor acerca de la salida de la Presidencia de la República de Isaías Medina Angarita. Ante este suceso todas las emisoras callan, menos Radiodifusora Venezuela que continúa transmitiendo. Las restantes estaciones vuelven al aire inmediatamente, cuando se conoce que Medina ha renunciado. El silencio que mantienen casi todas las radios, impide una conmoción interna mucho más fuerte. Los rumores que circulan hablan que desde la zona occidente avanzan hacia Caracas, cuerpos del Ejército dispuestos a sostener a Medina en el poder. Subsanada la confusión y al restablecerse las transmisiones de todas las emisoras, la oportuna información emitida por éstas, evita mayores contratiempos.

ONDAS POPULARES: EL INICIO DE UN GRAN RADIODIFUSOR

Casi al comenzar la Broadcasting Caracas, en 1931, otro destacado radiodifusor llamado Gonzalo Veloz Mancera, inaugura en esta estación el programa Ondas Populares, nombre que posteriormente utiliza para bautizar una emisora el 8 de Diciembre de 1935, la cual se convierte en la tercera emisora fundada en Caracas. Pero hasta allí no llega la labor de Veloz Mancera, puesto que en 1938 sale al aire la Emisora Vargas y, en 1944, lanza Radio Cultura. También por su iniciativa, se crea en 1948 la emisora Crono Radar, la cual cambió de nombre a Radio 1300.

Sin duda, Gonzalo Veloz Mancera fue uno de los hombres que más luchó y defendió el medio radial. Ideó nuevos programas y le dio a la radio una visión clara y precisa de cuál era su significado como medio masivo de información.

En los años siguientes aparece otra emisora: La Voz de Carabobo, en 1935.

ESTUDIOS UNIVERSO

Nacida poco antes de los años 40 es la primera emisora que cuenta con un edificio construido especialmente para una radio. Tiene un gran estudio y un auditorio. En su sala de control se instala el primer grabador profesional de discos que llega a Caracas. Para ese momento no existe la cinta magnetofónica y todas las grabaciones son hechas en discos de acetato, de 16 pulgadas de diámetro y con una duración de un cuarto de hora por lado. No existe el microgrove o microsurco, así como ninguna otra tecnología confiable o avanzada de grabación. Estudios Universo pasa a ser luego Ondas Populares, filial de Radio Caracas y a mediados de la década de los años 70 se convierte en Radio Visión, con estudios en Los Chaguaramos. Sus nuevos propietarios mudan las instalaciones a Colinas de Los Caobos con otro nombre: Radiorama. En la actualidad, luego de pasar por otras administraciones, ostenta el nombre de YVKG, Radio Popular 950.

RADIO NACIONAL: LA EMISORA DEL ESTADO

A raíz de la muerte del General Gómez, el Presidente Eleazar López Contreras crea, en Julio de 1936, la Dirección General de Radiotelefonía y Radiodifusión, que da origen a Radio Nacional, el 29 de Julio del ese mismo año, cuyos estudios están instalados en los altos del Teatro Nacional y sólo opera durante cuatro horas: de 10 de la mañana a 2 de la tarde.

Tenía tendencia a ser una emisora cultural, pero los programas de tipo educativo se dirigían a una población escolar, bajo la dirección de profesores del Instituto Pedagógico de Caracas. Es de resaltar además, que en sus primeros años toda su programación se hacía en vivo, pues no se conocen cintas, ni pastas de grabación.

No obstante, las actividades de Radio Nacional se incrementaron a partir de 1945, con la transmisión de los debates de la Asamblea Nacional Constituyente de la época. En 1946, Radio Nacional -perteneciente al Estado venezolano desde su creación- pasa a estar adscrita al Ministerio de Educación durante cuatro años.

LOS AÑOS 40… UNA GRAN ÉPOCA PARA LA RADIO

La década de los años 40 -a juicio de radiodifusores y profesionales del medio radiofónico- es señalada como la mejor época de la Radio en Venezuela. No sólo es el primer entretenimiento de los venezolanos, también es el medio que alberga a los más famosos artistas que, por esos años, visitan nuestro país. Los estudios de las emisoras de Caracas y del interior del país se plenan de público que ansía ver personalmente a las celebridades.

Paralelo a ello, tres programas musicales en vivo –“Billos Caracas Boy's”, “Té Danzante”, de Luis Alfonzo Larrain, y “Continente Swings Boy's”-, se disputan la audiencia en las últimas horas de la tarde.

También espacios como “La Familia Buchipluma”, “Frijolito y Robustiana” y “Don Facundo Garrote”, hacen las delicias del radioescucha. La radionovela “El Misterio de las Tres Torres” de Terry J. León acapara la sintonía, que posteriormente hereda “El Derecho de Nacer”, de Félix B. Caignet. Entre los musicales más famosos se recuerdan “Fiesta Fabulosa”, “Caravana Camel”, “La Hora Toddy” y “Sonrisa Colgate”.

Se sitúa en esta época el apogeo de una Publicidad: Anuncios Lyon. Esta fue quizás la primera organización bien definida y estructurada en el campo de la publicidad, como negocio.

LA RADIO SE AMPLÍA Y AVANZA HACIA MEJORES METAS

A medida que transcurren los años, el panorama de la radiodifusión se amplía y nuevas estaciones en Caracas se suman a las anteriores. Radio Libertador -antes La Voz de la Philco- se funda alrededor de 1932. Pertenece a la empresa Siblesz y la sucesión Degwitz. Su director es un veterano del medio, el señor Miguel Raymondi. Más adelante, cerca de 1939, Edmundo Suegart, administrador del diario La Esfera, instala en los altos del edificio de dicho diario, la emisora La Voz de La Esfera, que poco más tarde es adquirida por la firma Tuozzo y Zozaya. El 4 de Mayo de 1937 pasa a manos de la sociedad comercial Radio Continente.

Radio Continente: Sus inicios comienzan cuando el 27 de Abril de 1937 se funda La Voz de la Esfera, pero es el 4 de Julio de 1939 cuando realmente arranca esta estación radial, conocida hasta nuestros días como Radio Continente. La adquisición la realiza el señor Caleb W. White. Su primer director es Oscar Vincentelli. Le siguen José Ramírez Torres, Esteban Navas Vargas, Francisco Peñaloza y desde 1944 a 1971 -por 27 años consecutivos- Juan Francisco Rodríguez, quien logra que Radio Continente se mantenga en ascenso. Su empeño y tesón lo lleva a crear el Gran Circuito Continente, integrado por 17 emisoras que operan bajo su dirección, con la firme convicción de lograr el sostenimiento y fortalecimiento de las instituciones. Así, Continente ocupa, sin duda, otro lugar de excepción en el desarrollo de la radio en Venezuela.

Radio Tropical: La primera señal experimental es lanzada al aire desde Turmerito, Estado Aragua, por los hermanos Bañúl. Luego se muda a Caracas, de Bolsa a Pedrera, cerca del pasaje Sevilla y el 15 de Noviembre de 1939, bajo la administración de José Antonio Ponce Alvin, el sonido de Radio Tropical surge en la capital. En 1959 la adquiere Antonio José Istúriz Romero. Posteriormente, Angelo Grasso la alquila para luego adquirirla. Actualmente su propietaria es María Vittoria Pino, viuda de Grasso.

Radio Rumbos: Nace el 2 de Diciembre de 1949, bajo la dirección de Luis Raymondi. Esta emisora tiene su origen en una compañía creada en el mismo año, con miras a explotar un negocio de publicidad. Cuenta con un capital de 100.000 bolívares, representado en 100 acciones de 1.000 bolívares cada una. Luego se eleva de 200.000 a 400.000 y en Abril de 1950, es arrendada por 10.000 bolívares mensuales a Publicistas Venezolanos Compañía Anónima (PUVECA), de la que es Presidente Felipe Serrano M., quien delega la dirección de la emisora a un veterano en esos menesteres, Oscar Eduardo Rickel. La trayectoria de Rickel es larga: locutor, jefe de locutores y de oficina en Radio Caracas, Director de la emisora Vargas de La Guaira y Gerente de Prensa y Relaciones Públicas de Crono Radar que se funda en 1948, cuatro años antes de la salida al aire de Radio Cultura.

A mediados del año 51, Serrano pasa a ser propietario de la empresa al adquirir todas las acciones por el precio inicial de 1.000 bolívares cada una. Más tarde se incorpora a la dirección Víctor Saume Carreño, en calidad de Vicepresidente. Ambos se dedican a la creación de nuevos programas para colocar a la emisora en una buena posición de competencia. En Rumbos actúan las orquestas de Pedro Belisario y Manuel Ramos, y tanto el béisbol criollo como el de las Grandes Ligas es narrado por Pancho Pepe Cróquer en sociedad con Pablo Morales y Oscar Prieto. Transmitían también los campeonatos profesionales y las series del Caribe, en donde participan otros narradores como Abelardo Raidi, Henrique Vera Fortique, José Eduardo Mendoza, Delio Amado León y Carlos Tovar Bracho.

Rumbos se recuerda por programas como el Radioperiódico “Unidad”, que es consecuente con la hora política que vive el país en 1958. Otro de los espacios de importancia es el periódico radial “Notirumbos”, que se inicia el 16 de Julio de 1959 con los periodistas Germán Carías, Aquilino José Mata, Amilcar Gómez, Federico Alberto Ruíz y Juan Negretti Malpica.

SE CONSTITUYE LA AIR

La Asociación Internacional de Radiodifusión -AIR- se crea el 4 de Octubre de 1946, con la denominación de Asociación Interamericana de Radiodifusión, en la oportunidad de celebrarse en México una reunión con 20 delegados de países americanos. La delegación venezolana es conformada por los profesionales: Oscar Eduardo Riquel, de Ondas Populares; Félix Cardona Moreno, de Radio Caracas y Enrique Vera Fortique, de Radio Nacional.

Desde ese momento, los profesionales de la radiodifusión dispersos en las Américas, asumen voz continental y cuentan con un organismo que centraliza y difunde desde un mejor plano, ideas y doctrinas.

A lo largo de su trayectoria y después de expandir su radio de acción más allá del continente americano, asume el nombre de Asociación Internacional de la Radiodifusión -AIR- , organismo que sostiene como uno de sus objetivos centrales mantener a la radiodifusión libre de ataduras, como la única forma de ser totalmente responsable. Solamente con dos de los planteamientos que articulan su vida como institución, AIR cimenta su obra en la defensa de la libertad de expresión y el respeto a la vida democrática.
En honor a la fecha en que se crea este organismo, el 4 de Octubre de cada año se celebra el Día Internacional de la Radiodifusión.

NACE EL ÓRGANO QUE AGRUPA
A LAS EMISORAS DE RADIO: LA CVIR

El 17 de Abril de 1950 las emisoras de Radio existentes para esa época se agrupan en la Cámara Venezolana de la Radiodifusión, organismo que crea un grupo de radiodifusores con miras a orientar y darle mejor expresión a la importante función que cumple la radiodifusión en el país. Desde sus inicios esta importante Institución comprende con exacto sentido de la realidad que no existe otro aspecto del comercio que vincule mejor a la sociedad, como el acto de comunicarse, de llevar la palabra hasta el más remoto rincón del territorio nacional.

Como parte de sus principios está el fomentar y desarrollar la industria de la radiodifusión venezolana en sus aspectos técnicos, culturales, educativos, comerciales y sociales; promover la acción conjunta de los radiodifusores para propiciar el desarrollo cultural y social de la colectividad venezolana y el progreso económico del país; y apoyar los planes, iniciativas o ideas tanto oficiales como privadas que tiendan al mejoramiento de la radiodifusión.

El 30 de Mayo de 1953 toma la denominación de Cámara Venezolana de Radio y Televisión -CVRT-, incorporándose a este organismo las plantas de televisión que ya para la época operan en el país.

En 1970, debido a la marcada diferencia de intereses entre los sectores radio y televisión, se acuerda en una Convención de este organismo, optar por la especialización y el medio televisivo crea su propio ente representativo. Desde entonces se le conoce como Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión.

Durante los gobiernos de Rómulo Betancourt (1959-1964); Raúl Leoni (1964-1969); y Rafael Caldera (1969-1974), la Cámara cumple un importante rol en el proceso de estabilización del naciente sistema democrático y la lucha contra los brotes de extrema izquierda y derecha que mantienen en zozobra a los venezolanos durante esos años. Posteriormente, cumple igual función durante las asonadas golpistas de 1992.

En la actualidad, existen 410 emisoras afiliadas a la Cámara Venezolana de la Industria de la Radiodifusión, de las cuales 154 son AM y 256 FM. Algunas de ellas forman parte de grandes cadenas radiofónicas, mientras que otras pertenecen a propietarios independientes, quienes permanentemente han colaborado con el logro de los objetivos y principios de la CVIR.

RADIO VS. TELEVISIÓN Y DICTADURA

En la década del 50, el panorama para la radiodifusión es otro. Está signado tanto por el surgimiento de la televisión que acapara a receptores y anunciantes, como por otra larga etapa dictatorial que marca cambios significativos en la radio. Ya en 1953 la televisión comienza a entablarle una fuerte competencia. Ante ello la radio se ve obliga a cambiar su programación, haciendo énfasis en el entretenimiento. Música y comerciales son lo esencial y a ello se le suman los programas de concursos. Por estos años se introducen los grabadores en las estaciones, así como un conjunto de adelantos técnicos que contribuyen a la sobrevivencia del medio y más aún, a su auge futuro.

Los programas informativos tienen una existencia gris durante buena parte del decenio, debido a la restringida libertad de expresión, impuesta por el régimen de Marcos Pérez Jiménez.

ANDA Y FEVAP

Destaca con importancia, en 1957, la constitución de la Asociación Nacional de Anunciantes -ANDA-, con el propósito declarado de “proteger los intereses comunes de sus miembros como compradores de publicidad, salvaguardar los valores esenciales de la publicidad como instrumento o medio para incrementar y promover ventas, y asesorar a los organismos oficiales en la elaboración y redacción de leyes, reglamentos y acuerdos que afecten los intereses de publicidad…”.

Asimismo, en 1958, surge otra institución. Se trata de la Federación Venezolana de Agencias Publicitarias -FEVAP- con propósitos tales como: “fomentar en todas las esferas una mayor comprensión de los objetivos de la publicidad y destacar su valor como servicio público en sentido educativo e informativo, que contribuye al desarrollo cultural y económico de Venezuela, y mantener y ampliar el entendimiento y la cooperación existente entre agencias publicitarias, anunciantes y medios…”.

Nada logra cerrarle el paso a la radio: ni la dictadura con su freno a la libertad de expresión y menos aún la televisión con su innovación. Este importante medio de comunicación de masas que ya lleva más de 31 años en el país, sin lugar a dudas, se había convertido en el más popular de Venezuela.

SACVEN: LOS AUTORES Y COMPOSITORES SE UNEN

Para 1955, con una industria radiofónica en pujante crecimiento, un grupo de autores y compositores como Luis Alfonso Larraín, el cantante Frank Hernández y Valentín Carucí, entre otros, deciden conformar una organización que los represente. Es así como el 16 de Mayo de ese año, nace la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela -SACVEN-, que de acuerdo a sus estatutos establece que “es una Asociación Civil sin fines de lucro, constituida con el carácter de entidad de gestión colectiva de Derecho de Autor, con el objeto de recaudar, administrar y distribuir los derechos patrimoniales generados por la explotación de las obras de los socios, representados y mandantes, dentro y fuera del territorio nacional”.

LA RADIO VUELVE A SABOREAR LA LIBERTAD

Con el derrocamiento de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, Venezuela comienza a transitar por un ambiente de democracia. La radio vuelve a saborear la libertad y retornan a la palestra los grandes noticiarios y los polémicos programas de opinión. Antes de comenzar el año 1960, ya Radio Rumbos y Radio Continente tenían polarizada la audiencia nacional.

Así, Notirumbos -fundado en 1959- moderniza los servicios informativos. Su lema: “El periódico impreso en la Radio”, introduce el novedoso estilo de narración a dos voces, en un tono alto, con marimba y la mancheta reivindicativa. Por su parte, Radio Continente, con características similares, le hace la competencia con su “Radio Reloj Continente”, fundado por Alberto Ravell.
No obstante, en esta etapa hubo períodos de censura gubernamental, mediante la aplicación del Reglamento de Radiocomunicaciones. De esta forma, son suspendidas emisoras como Ondas de los Médanos, en Coro, y algunos noticiarios. También se establecieron restricciones severas en momentos de insurgencias izquierdistas o de intentos de Golpes de Estado.

Es característica también de esta década, el incremento de concursos y premios de todo tipo, mientras a nivel de música se opera un proceso de extranjerización que intenta ser frenado en el siguiente decenio, con algunas medidas. Pese a la crisis que experimenta en esa época la radio, debido a la ventajosa competencia que representa la noticia impresa y la noticia televisada, a mitad de esta década de los años 60, salen al aire otras emisoras.

La Voz del Ávila: Esta emisora fundada por Hernani Portocarreño, se transforma en Radio Minuto Nacional, que intenta en los años 60 imponer el estilo de emisora dedicada totalmente a noticias y la hora a cada minuto.

Radio Tiempo: Ante el fracaso de La Voz del Ávila, estación que no logra la aceptación de audiencia que se esperaba, nace Radio Tiempo. El 25 de Abril de 1966, su señal surge en la capital con un estilo dirigido a los sectores populares, combinando música y noticias.

Radio Capital: Un hito significativo en la historia de la radio. Ya cuando la influencia de la televisión le había hecho perder mucho terreno a este medio radioeléctrico, surge Radio Capital el 15 de Mayo de 1968. Con una inversión inicial de un 1 millón de bolívares, esta emisora toma un gran impulso y como lo decía su slogan, se convierte en “La emisora que hizo gustar la radio otra vez”.

YVKE Mundial: De la antigua Radio Cultura fundada en los años 40 por Veloz Mancera, nace YVKE Mundial el 16 de Septiembre de 1970, propiedad para ese entonces del radiodifusor Antonio J. Istúriz. Hoy en día es el eje de un circuito radiofónico de gran significación en estas últimas décadas.

Radio Uno: En Mayo de 1972 aparece esta emisora que viene a ser una especie de aproximación, en su estilo, a lo que años después serían las estaciones FM. Fundada por Oswaldo Yepes, Radio Uno logra reunir con indiscutible estilo a las mejores voces clásicas de la radio: César Pinto, Amado Pernía, Clemente Vargas Jr., Eduardo Morell, Walter Martínez y muchos otros. Destaca en esta época, la voz de Silvia Rodríguez, quien además de estar al frente de la Subdirección, deleita a los enamorados con “La Hora Romántica”.


LA EXPANSIÓN DE LA RADIO A NIVEL REGIONAL

Aquella pasión por la radio que se percibe desde sus inicios en Caracas se difunde con entusiasmo, evidenciándose con la aparición de numerosas emisoras en las poblaciones más importantes del país.

Nombres como Luis Emiro Govea, Luis José Arreaza Almenar, los hermanos Segura, Antonio J. Istúriz, el propio Gonzalo Veloz Mancera, se convierten en los impulsadores de la radio de diferentes regiones venezolanas, configurando una gran red privada nacional.

La Voz de Carabobo: A finales del año 1934 y por iniciativa de los hermanos Hermann y Guillermo Degwitz, se instalan en Valencia las torres de esta emisora, que se inaugura el 2 de Febrero de 1935. Los primeros transmisores los fabrica Gerardo Siblesz y más tarde, cuando son sustituidos, los construye el doctor Ramón Núñez, quien durante 11 años se desempeñó como Director de la emisora.

La Voz del Táchira: Ese mismo año, el 15 de Diciembre se inaugura en el Estado Táchira, La Voz del Táchira, que actualmente sigue transmitiendo con el nombre de Radio Táchira.

Ondas del Lago: El 1 de Octubre de 1936, en Maracaibo, se estrena la señal de Ondas del Lago, emisora que estuvo bajo la dirección de uno de los hombres más activos que ha tenido este medio en Venezuela: Nicolás Vale Quintero. Desde sus comienzos, Ondas del Lago se distinguió por ofrecer programas variados: información deportiva, cultural, musical y noticieros.

Radio Barquisimeto: Es la primera estación de la región larense, fundada el 20 de Enero de 1938, por los hermanos Rafael Angel y Amilcar Segura. Con una inversión inicial de 500.000 bolívares, sale al aire con un gran transmisor de onda media de 6.485 khz, construido por Rafael Angel Segura, quien ostenta el título Nro. 1 de Técnico en Radiodifusión y tiene en su haber la fundación no sólo de Radio Barquisimeto, sino además de la La Voz de la Sierra, en Mérida; Radio Puerto Cabello; Radio Yaracuy, en San Felipe y Radio Occidental, en Chivacoa. Tanto Radio Barquisimeto como, posteriormente, otras nuevas emisoras: Radio Universo, Radio Lara, Radio Juventud y Radio Cristal, son arrendadas a una compañía formada por los trabajadores de estas emisoras, quienes con carácter de accionistas la denominaron Comunidad Radial S.A. CORASA.

Radio Maracay: En el centro de la República, específicamente en Maracay, el 29 de Julio de 1939 lanza al aire su señal Radio Maracay. Con la frecuencia de 930 kilociclos y bajo el slogan “Su amiga del aire”, era conducida por Atelio Ormezano, otro de los buenos hombres de la técnica radiofónica y de las ondas hertzianas.

La Voz del Tigre: Hacia el sureste del país aparece tempranamente esta estación radial, fundada por Carlos Poleo el 9 de Enero de 1948. La Voz del Tigre destaca por sus programas de orientación pedagógica y los noticieros modernos sobre temas agropecuarios.

Radio Popular: Comienza en Maracaibo el 21 de Febrero de 1937, con una inversión de 200.000 bolívares, suma elevada, sin duda, para aquella época en la que Venezuela empieza a despertar de los rigores de la dictadura gomecista y a ensayar la democracia incipiente del General Eleazar López Contreras.

Radio Reloj: Otra emisora marabina sale al aire el 31 de Julio de 1961, con una inversión de 250.000 bolívares. El hecho de ofrecer programas selectos y de abarcar temas múltiples, la hicieron distinguirse al extremo de recibir numerosos premios y reconocimientos. Tanto Radio Popular como Radio Reloj pertenecen a una compañía formada por los hermanos Higuera Miranda.

Radio Calendario: Igualmente en tierras marabinas surge esta emisora, fundada el 24 de Octubre de 1939 por José Higuera Miranda, uno de esos hombres cuya dinámica lo hermana con empresarios de radio como Veloz Mancera, los hermanos Segura, Arreaza Almenar y Antonio J. Istúriz, todos propiciadores del progreso en el medio radiofónico.

Ecos del Torbes: El 9 de Agosto de 1947 se instala en la ciudad de San Cristóbal la emisora Ecos del Torbes, a través de una compañía que forman Gregorio González Lovera, Jesús A. Lugo, José Días Figueredo y Antonio Monroe. Posteriormente González Lovera adquiere la empresa en su totalidad y pasa a ser su propietario.

CON LA FM SE ABRE UNA NUEVA ETAPA

En Venezuela, la Radio no ha dejado de crecer y expandirse después de recibir el impacto de la televisión, entre los años 50 y 60. Desde entonces, no ha habido nuevas caídas. En los años 80 una nueva etapa se abre en la historia de la Radio, primero con la tecnología AM estéreo y posteriormente con el surgimiento de las emisoras FM, lo cual sin lugar a dudas se constituye en una innovación que viene a satisfacer un sin fin de expectativas acumuladas a lo largo de muchos años. La espera aunque intensa, brinda resultados satisfactorios. La calidad del sonido estereofónico en la radiodifusión comercial valida una espera tan prolongada.

Antes de comenzar a ser otorgados los permisos en el país para que las emisoras operen en frecuencia modulada, en 1984, la revolución tecnológica que se experimenta en los Estados Unidos, lleva a algunas de nuestras estaciones a interesarse por el sistema C-QUAN Motorola AM estéreo.

Radio Metropolitana, en la ciudad de Los Teques, Estado Miranda, es la primera emisora en Latinoamérica en salir al aire -en 1984- con este sistema, mediante un transmisor Nautel, completamente transistorizado.

A esta idea se suman otros hombres y mujeres de radio como Nelson Belfort, Enrique Cuzcó, Ricardo Sosa Ríos y Mercedes García, quienes deciden actualizar sus emisoras con este sistema, mientras se mantiene la espera de los permisos para operar FM. Así, Éxitos 1090 es la primera emisora en la capital en instalar AM estéreo. Luego le siguen Radio Caroní, Radio Apolo y Radio Barinas.

Pero no es sino hasta Febrero del año 1988, cuando empiezan a ser otorgados en Venezuela los primeros permisos de radiodifusión comercial en FM. Hasta ese año sólo se podía disfrutar de una señal FM no comercial en la capital venezolana, transmitida por la Emisora Cultural de Caracas, gracias al esfuerzo de un destacado grupo de hombres, liderizado por el ingeniero petrolero, empresario y amante de la cultura Humberto Peñaloza. Ellos instalan esta emisora, sin fines de lucro, en la antigua planta transmisora del Canal 11, en la Colina de los Caobos y la operan en la frecuencia de 97.77 megahertzios, manteniéndola en el aire desde 1975. Esta emisora es pionera en la transmisión estereofónica, en el uso de grabaciones digitales y en la programación cultural financiada por empresas privadas, sin carácter de medio publicitario.

Pero la mayoría de la gente, en vez de una sola estación cultural, desea escuchar con esa estupenda calidad de sonido, más programaciones populares, es decir, salsa, rock, boleros o simplemente instrumentales.

En el año 1984 se implementa un reglamento para emisoras comerciales de FM, el cual lucía bastante difícil de cumplir, por cuanto obliga a un alto porcentaje de producción de programas culturales, educativos, de noticias y deportes, programación ésta que, además de costosa para un nuevo medio, no es la más lógica para la FM, ya que el público lo que espera es disfrutar de música con alta calidad de sonido. Sin embargo, se van tomando sobre la marcha medidas que permiten a los radiodifusores ir desarrollando con éxito estas nuevas emisoras.

Éxitos 107: Fue la primera FM de la nueva serie en Caracas y el país. Esta emisora del grupo Unión Radio, liderizado por Enrique Cuzcó hijo y Sergio Gómez, inaugura sus transmisiones en septiembre de 1988.

KYS FM y Antena 3: Al mes siguiente de la salida al aire de Éxitos 107, aparecieron Antena 3, en la frecuencia de 102.3 mhz y KYS FM, en 101.5. Los estilos son muy bien definidos: la 107 se dedica al público juvenil, la 102 a los sectores socioeconómicos más populares y KYS FM al denominado segmento adulto contemporáneo.

Fiesta 106 y FM Mundial: Meses más tarde aparecen estas dos emisoras dirigidas hacia el sector popular. La FM Mundial, en 103.3 mhz, presentó una programación muy parecida a la de su emisora AM hermana, YVKE Mundial.

CONATEL: ORGANISMO OFICIAL DE LAS TELECOMUNICACIONES

El 5 de Septiembre de 1991, por Decreto Nº 1.826 se crea la Comisión Nacional de Telecomunicaciones, organismo autónomo, sin personalidad jurídica y con jerarquía de una Dirección General del Ministerio de Transporte y Comunicaciones.

No obstante, la Ley Orgánica de Telecomunicaciones aprobada en Junio de 2000, convirtió a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones en un instituto dotado de personalidad jurídica, patrimonio propio e independiente del fisco, con autonomía técnica, financiera, organizativa, normativa y administrativa.

Conatel, adscrito administrativamente al ahora Ministerio de Infraestructura, tiene como objetivo formular reglamentos, normas y planes con el propósito de regular las telecomunicaciones en Venezuela; desarrollar estrategias que permitan la administración del espectro radioeléctrico y demás recursos limitados; vigilar el cumplimiento de los planes, reglamentos, normas y todo marco jurídico aplicable a las telecomunicaciones en Venezuela, así como promover la competencia entre las empresas del sector y la inversión privada en el campo de las telecomunicaciones.

SILEC: EN DEFENSA
DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN COMERCIAL

En Agosto de 1992, un grupo de publicistas, anunciantes y representantes de los medios de comunicación de varios países de América Latina, constituye en Caracas la Sociedad Interamericana para la Libertad de Expresión Comercial -SILEC-.

Esta iniciativa era la respuesta a una realidad imposible de soslayar. La publicidad está amenazada en todo el mundo y cada vez con más ahínco en América Latina, por toda una gama de restricciones y censuras impuestas por los gobiernos.

Su filosofía abarca “defender en nuestros países y a nivel continental, la libertad de expresión comercial, que es una faceta de la libertad de expresión, tal como está consagrada por el sistema democrático”, así como “adoptar en cada uno de nuestros países un código de ética que encuadre a la publicidad dentro de las normas de veracidad, honradez, responsabilidad y buen gusto”, además de “pronunciarse frente a todas aquellas acciones, actitudes o legislaciones que atenten contra la libertad de expresión comercial en cualquier parte del continente americano, utilizando todos los recursos legales, de comunicación y agrupación que estén a nuestro alcance”.

Ciertamente la historia de la Radiodifusión en Venezuela no puede estar desligada de la historia política, social y económica del país. Tanta ha sido y tanto se afirma, a cada momento, la importancia de la radiodifusión que, sin pretensión alguna de exageración, puede decirse que no hay aspecto en la vida nacional que haya escapado o escape a su influencia. En todo momento, fausto o infausto en la vida del país, la radiodifusión ha estado siempre presente.

Fuente: http://www.camradio.org/ en el enlace LA RADIO EN EL TIEMPO
(Yimber Gaviria, Colombia)

3 comentarios:

  1. donde puedo conseguir la historia de Radio Popular y de sus locutores.
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Excelente artículo, solo debo acotar que 103.3 FM en Caracas no era de Mundial, sino que se llamaba Stereo 103 y era una emisora que competía con Exitos 107. Al poco tempo Stereo 103 pasa por dificultades económicas que hace que sea vendida a YVKE Mundial, dando paso a la FM Mundial o RadioRama.

    ResponderEliminar